Zulemita, tras la aparición del anillo de Menem: «No quiero ninguna condena»

La joya fue entregada por la familia del enfermero sospechado, quien aún no se presentó y solo pedirán que cumpla una probation.

«Es muy importante para mí y para la familia. Mi padre era muy apegado a estas cuestiones afectivas. Le agradezco a la familia del enfermero, que devolvió el anillo. No quiero ninguna condena que no le corresponda por el delito, creemos que con una probation puede estar bien», dijo la hija del ex presidente.

Zulemita destacó el gesto de la familia del enfermero por devolver el anillo y aseguró que: «Me comprometí a una recompensa, ya lo vamos a resolver».

La pieza de oro con una piedra de ónix, que era una réplica exacta del que le había regalado su padre y que Menem había extraviado, fue entregada por la tía de un enfermero del ex presidente, quien, acompañada por la madre y una hermana del hombre, se acercó esta mañana hasta las inmediaciones de la casa de Zulemita , en el barrio porteño de Belgrano.

Sobre el enfermero, el abogado de Zulemita, Diego Sorto dijo que actualmente está «en rebeldía», que «fue llamado a indagatoria para el 8 de marzo» y que el delito que se le imputa es «hurto, que tiene la pena más baja del Código Penal y no prevé prisión efectiva».

«El hurto es un delito de acción pública que la fiscalía va a perseguir. A nosotros, como querella, seguramente nos van a pedir opinión para ver si el chico puede tener una probation y no nos vamos a oponer, al menos creo que esa es la idea de Zulemita», expresó el querellante.

La desaparición del anillo fue denunciada el 14 de diciembre último, mientras el senador riojano se encontraba internado en el sanatorio Los Arcos, del barrio porteño de Palermo, y fue alertado por su hija Zulemita y su enfermero personal.

El día anterior, Zulemita había solicitado a la custodia personal de su padre que fueran a su domicilio, en Belgrano, para que buscaran algunos objetos personales, entre ellos un estuche de anteojos donde el exmandatario guardaba el anillo que solía lucir en el anular de su mano izquierda.

Al día siguiente, un enfermero de Menem, que volvía a trabajar luego de tomarse vacaciones, quiso entregarle los anteojos pero no los encontró, por lo que se dirigió al departamento, donde descubrió que también faltaba su propio teléfono celular.

En su denuncia, el hombre precisó que trabajaba como cuidador en el domicilio junto a otros tres enfermeros que habían sido contratados de manera temporal por la empresa Swiss Medical, la obra social prepaga que atendía a Menem.

La justicia solicitó una serie de tareas investigativas a la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad, que identificó al sospechoso ahora prófugo.

M1

COMPARTIR

Leer Mas

Amenazas de tormentas fuertes y lluvias intensas con ráfagas sobre los Dpto Mercedes y San Martín

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió este jueves que algunas zonas se encuentran bajo alerta. «El …