Home / Actualidad / Visitando El Chaltén, un lugar para conectar con la naturaleza

Visitando El Chaltén, un lugar para conectar con la naturaleza

Me encontraba en la ciudad de El Calafate en la provincia de Santa Cruz, y quería conocer la famosa villa turística el Chaltén fundada en pleno Parque Nacional Los Glaciares. En octubre de 2014, El Chaltén obtuvo el segundo lugar en un ranking de las «mejores ciudades del mundo por conocer» de la guía de viajes Lonely Planet que fue publicado en 2015. Quedando en primer lugar tanto de Argentina, como de Latinoamérica.

El Chaltén es un municipio del oeste de la provincia, y está ubicada en el sur de la cordillera de los Andes, en el extremo sudoeste de la Patagonia argentina, al pie del cerro Fitz Roy -o Chaltén- y a orillas del Río de las Vueltas. El nombre Chaltén proviene del aonikenk o lengua tehuelche y significa “montaña humeante”, debido a las nubes que casi constantemente coronan su cima, lo que unido a la denominación ancestral ha llevado a creer erróneamente que se trataba de un volcán.

La localidad le debe su nombre al cercano cerro, la montaña es considerada sagrada para los indígenas locales y forma parte de su cosmogonía. Francisco Pascasio Moreno lo bautizó como Fitz Roy el 2 de marzo de 1877 en honor al capitán del HMS Beagle, Robert Fitz Roy, quien recorrió el río Santa Cruz en 1834.

Aunque la cartografía oficial argentina ha preferido, en los últimos años, recuperar la denominación ancestral y denominarlo Chaltén en desmedro de Fitz Roy, que fue utilizado durante gran parte del siglo XX, este último nombre es el más utilizado por la cartografía oficial chilena.

Para visitar la villa recomiendo una expedición que se inicia a primera hora, desde El Calafate. Se toma la mítica Ruta 40 bordeando el Lago Argentino, se cruza el Río Santa Cruz. Luego se continúa hasta el Río La Leona, y se hace una parada en el puesto La Leona, casi un museo de la Ruta 40, donde se puede tomar un café con tortas caseras.

Desde allí se continúa bordeando el Lago Viedma, donde las vistas panorámicas y constantes del Cerro Fitz Roy, Cerro Torre, y Glaciar Viedma, se convierten en postales. Luego de tres horas de viaje se llega a la villa de montaña El Chaltén.

Los primeros pobladores que llegaron para habitar la localidad fueron empleados públicos, ya sea provinciales (pertenecientes a distintas reparticiones públicas) o nacionales (gendarmes del Escuadrón 42 Calafate). Se instalaron en las casas que la provincia construyó, fueron santacruceños y personas de otras provincias que ya vivían en Santa Cruz. Así se inició la etapa de ocupación efectiva del territorio y se dio inicio a la comunidad.

Tras recibir la bienvenida al pueblo más joven de la Argentina, se continúa hasta los inicios de senderos libres y auto guiados, que conducen a los miradores más bellos del Fitz Roy (Laguna Capri) ó Cerro Torre (Mirador Torre), para lo cual los caminantes tendrán distintas opciones en función a su estado físico y se entregan mapas de los senderos habilitados junto con una vianda. Las personas que así lo deseen podrán optar por no realizar las caminatas mencionadas y tener tiempo libre para recorrer el Pueblo de El Chaltén que también es un atractivo en sí mismo.

Pueden llegar a la plaza principal, y quedarse a tomar un rico mate, mientras disfrutan de una vista panorámica. Allí pueden visitar las fábricas de cervezas de la villa, o bien parar en alguno de los restaurantes, que ofrecen platos típicos como las empanadas de cordero, o una picada con trucha ahumada, acompañada de quesos de la zona. También comprar algún suvenir, tejidos o mantas elaborados por los lugareños.

Por mi lado, me quedo disfrutando de una cerveza IPA tirada, mientras contemplo las vistas de la villa turística del Chaltén y diseño mi próximo viaje!

(*) Por Karla Johan

Compartir

Leer Mas

El “perro patriota” que todos los días canta Aurora en escuela de San Luis del Palmar

Un simpático perro callejero llega todas las mañanas hasta la Escuela Normal de San Luis …