Sectores afines a Mauricio Macri buscan devolverlo al centro de la escena política nacional

Todos sabemos de la escasa capacidad discursiva del ex presidente Mauricio Macri, por lo que su aparición en los medios nacionales está claramente orquestado desde el sector más rancio del PRO y medios hegemónicos favorecidos durante su mandato, guionándole al ex mandatario con un discurso que no es el propio, tratando de devolverlo a la centralidad de la política nacional, aprovechando que la intención de voto del delfín sigue siendo de alrededor del 30% del electorado.

Según el guión que le armaron, el ex presidente dijo  que, Mauricio Macri rompió el silencio y le hizo duros cuestionamientos al Gobierno de Alberto Fernández. El expresidente acusó al oficialismo de “gobernar sin límites y vulnerar la Constitución”. Pidió dar “una discusión profunda los principios que deben regir Nuestro Orden Social” y advirtió: “Es la República o la republiqueta”.

Macri cargó contra medidas como el recorte de un punto porcentual de la coparticipación a la Ciudad para entregarle esos fondos a la Provincia de Buenos Aires, el proyecto de reforma judicial penal y las restricciones para circular durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

Además, siempre según el guión que le armaron, el ex presidente manifestó que “Las autoridades al frente del Poder Ejecutivo Nacional vienen desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente a nuestra Constitución”. Advirtió sobre “la intención del gobierno de establecer un Nuevo Contrato Social en la Argentina con principios dominantes inéditos”.

Una de las críticas que le hizo al Gobierno fue a la quita de una parte de la coparticipación a la Ciudad. El ex presidente afirmó que hubo una “indignante presión” al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, en una columna que escribió en La Nación titulada “Para defender el presente y ganar el futuro”.

Planteó que el Gobierno “para poder gobernar sin límites, violenta la Ley Fundamental de la Nación, que es la encargada de garantizar la protección de nuestros derechos básicos y libertades individuales frente a cualquier intento de abuso de poder por parte de las autoridades”.

Recordó el conflicto entre Juntos por el Cambio y el oficialismo en el Congreso por las diferencias por la modalidad de sesiones. Dijo que esto “vulnera el equilibrio de los poderes del Estado para el pleno funcionamiento de la República, porque no se respetan los reglamentos de las cámaras del Congreso Nacional para debatir y sancionar las leyes”.

Planteó que el Gobierno “para poder gobernar sin límites, violenta la Ley Fundamental de la Nación, que es la encargada de garantizar la protección de nuestros derechos básicos y libertades individuales frente a cualquier intento de abuso de poder por parte de las autoridades”.

Recordó el conflicto entre Juntos por el Cambio y el oficialismo en el Congreso por las diferencias por la modalidad de sesiones. Dijo que esto “vulnera el equilibrio de los poderes del Estado para el pleno funcionamiento de la República, porque no se respetan los reglamentos de las cámaras del Congreso Nacional para debatir y sancionar las leyes”.

Criticó el proyecto de reforma judicial penal, que planteó que “pretende condicionar al Poder Judicial”, que tiene media sanción en el Senado de la Nación y que será tratado en la Cámara de Diputados en las próximas semanas.

Cuestionó que con el recorte a la coparticipación a la Ciudad “retrocede el federalismo en la Argentina, porque el oficialismo condiciona a los gobernadores de las provincias cualquiera sea su signo político”.

Dijo que el Frente de Todos extorsiona a los gobernadores con el envío de los fondos necesarios para administrar sus distritos “si no cumplen con lo exigido por el Poder Ejecutivo Nacional, lo que fue coronado con la reciente e indignante presión al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Críticas a las restricciones por la cuarentena

Cargó contra las “restricciones sanitarias para impedir la libre circulación de los personas” durante el aislamiento. Opinó que “lo que se busca es el control social y evitar que los ciudadanos manifiesten su disconformidad con las medidas que se toman”.

Cuestionó que “no se puede producir ni trabajar para llevar el pan a la mesa de las familias argentinas, porque la idea es avasallar a la clase media para conseguir clientes dependientes del favor del Estado para poder sobrevivir”.

Respaldo a las manifestaciones

Destacó las movilizaciones contra políticas del Gobierno durante la cuarentena al afirmar que “el pueblo expresa pacíficamente su inquietud y descontento en cada marcha, en cada cacerolazo, en cada protesta y en cada publicación que hace en su red social”.

Sostuvo que la sociedad “ya no tolera el atropello a las instituciones, la corrupción de los funcionarios, el delito en ninguna forma, la injusticia, la inseguridad, la impunidad, la violencia, la prepotencia y la anomia”.

Señaló que “nadie debería sorprenderse cuando el pueblo rechaza decididamente una y otra vez los decretos de necesidad y urgencia y las medidas abusivas de un poder inoperante frente a la compleja y delicada realidad que se vive en nuestro país”.

“Es la República o la republiqueta”

Sugirió dar “una discusión profunda y responsable sobre cuáles son los principios que deben regir Nuestro Orden Social: es la República o la republiqueta; es Democracia o demagogia”.

En esta línea, planteó: “Es el Estado de Derecho o es la jungla; es la propiedad o es la apropiación; es libertad de expresión o censura; es educación o adoctrinamiento; es verdadero o es falso; es luz o es oscuridad”.

El primero que salió al cruce de estos dichos fué el letrado de CFK, Gregorio Dalbon quien puso en duda que el razonamiento y las palabras fueran del ex mandatario argentino.

Compartir

Leer Mas

Falleció otro hombre por coronavirus en Corrientes y ya suman 16 las víctimas desde el inicio de la pandemia

Las autoridades sanitarias, informaron el fallecimiento en la fecha de un paciente con resultado positivo …