Home / Actualidad / Quedan 200.000 autos todavía en stock pese a festival de descuentos

Quedan 200.000 autos todavía en stock pese a festival de descuentos

Esto explica el plan de bonificaciones del Gobierno y los mayores descuentos que ofrecen las terminales.

Con el inicio del plan de subsidios lanzado por el Gobierno para incentivar la venta de autos, en las concesionarias se vivió ayer un día inusual para los últimos tiempos: entraba gente a los locales de venta. Muchos curiosos, algunos potenciales compradores, de todo un poco, pero lo cierto es que la difusión del programa “Juni0km” sirvió, en un principio, para generar una expectativa favorable. Como las bonificaciones oficiales, que surgirán de los $1.000 millones destinados por el Estado, más las que aportan las terminales, en el mercado habrá durante este mes rebajas muy por encima a las establecidas en el plan oficial, que llegan a $90.000. En algunos modelos los descuentos reales rozan los $240.000.

Esta iniciativa del Gobierno busca reactivar la demanda que desde hace varios meses está golpeada y que provocó la caída del 51% de las ventas en lo que va del año. El freno brusco de la actividad, tras la devaluación de 2018, hizo que se pasara de una proyección de mercado de un millón de unidades a otro de menos de 500.000.

La consecuencia de este derrumbe se puede medir en el abultado stock de unidades que hay acumulado entre fábricas, concesionarias e importadores. En la segunda mitad de 2018 se estimaba en 360.000 vehículos, cuando las ventas mensuales rondaban los 70.000 0 km, unos cinco meses de ventas. Hoy ese stock se redujo pero, por la caída de la demanda (se venden unos 35.000 autos mensuales), la cantidad de meses es similar. Según datos que se manejan en la asociación de concesionarias (ACARA), el stock de vehículos a fin de mayo era de 199.880 unidades (ver cuadro por marca). Al ritmo actual de operaciones, significan 5,6 meses de ventas. Es decir que, prácticamente, ya hay en depósitos, importados o fabricados, todo los vehículos que se van a vender hasta casi fin de año. Aparte de que la reducción de los stocks es más lenta de lo esperado, por la caída del mercado, las fábricas tienen que seguir diseñando o importando porque tienen contratos ya firmados y, políticamente, no pueden cortar totalmente la producción.

Este stock significa un alto costo financiero de mantenimiento. Es por eso que para liquidarlo lo antes posible, se aplican bonificaciones tan fuertes.

Compartir

Leer Mas

Un sismo “sacudió” Santiago del Estero y se sintió en Tucumán

A pesar del susto de la gente, no se contabilizan víctimas fatales, heridos ni daños …