Home / Actualidad / Posible milagro revelado en fotos exclusivas

Posible milagro revelado en fotos exclusivas

El santo libanés Charbel es conocido en todo el mundo por sus milagros. También es venerado por su papel en la unión entre cristianos y musulmanes. Es posible que lo volviera a hacer este mes de agosto, en la procesión mensual que se celebra en su santuario en el Líbano. El fotógrafo Antoine Mekary de Aleteia estaba allí para retratar la procesión, pero vio más de lo que esperaba.

Un niño llamado Bassem Zakaria Moussalli, nacido en 2017 en Homs de una familia musulmana sunita, llegó con su abuela a visitar a san Charbel. Participaron en la procesión desde la ermita hasta el monasterio.

El pequeño Baseem nació paralizado debido a un problema de desarrollo en su cerebro.

Cuando llegaron a la tumba de san Charbel, la abuela llevó unos granos de arena a la boca del niño.

Luego, durante la misa, una devota llamada Aline Awad sacó de su bolso un trozo de algodón empapado en el aceite sagrado de san Charbel. Se lo tocó en la cabeza, las manos y las piernas de Bassem. En el mismo momento, el niño comenzó a mover sus manos, piernas y cabeza, y a decir palabras cortas.

Por supuesto, esto no puede tomarse como un milagro confirmado, algo que requiere un examen muy estricto y exhaustivo, tanto por parte de los profesionales médicos como de los teólogos. Pero como lo atestiguarán los devotos de san Charbel en todo el mundo, aunque no haya un fallo oficial de un “milagro”, lo que está claro es que muchas personas creen que las oraciones del santo han traído mucho bien a sus vidas.

La procesión se celebra en Annaya todos los meses el día 22. Esto se debe a que fue el 22 de enero de 1993 cuando una madre de 12 años fue sanada de una hemiplejia causada por bloqueos severos en su cerebro. La mujer, Nohad El Shami, tenía un tremendo dolor, y estaba esperando a ver si había algún remedio médico para su diagnóstico.

Durante este tiempo, tuvo un sueño en el que estaba subiendo las escaleras de la ermita en Annaya, Monte Líbano, donde vivía san Charbel. En el sueño, asistía a una misa con varios monjes y san Charbel le daba la Sagrada Comunión.

Luego, en la noche del 22 de enero de 1993, Nohad vio en un sueño a dos monjes maronitas parados junto a su cama. Uno de los monjes le puso las manos en el cuello y comenzó una “cirugía” en ella, mientras que el otro monje la alivió de su dolor sosteniendo una almohada detrás de su espalda.

Cuando Nohad despertó del sueño, descubrió dos largas heridas quirúrgicas a cada lado de su cuello. Y se dio cuenta de que podía mover sus brazos y caminar sobre sus piernas como de costumbre. Nohad creía que estaba completamente curada.

La noche siguiente, Nohad volvió a ver a san Charbel en su sueño y él le dijo: “Hice la cirugía para que la gente viera y volviera a su fe. Le pido que visite mi ermita en Annaya el 22 de cada mes y asista a misa regularmente el resto de su vida”. El segundo monje maronita que estuvo presente en la operación de Nohad fue san Maroun.

Desde que san Charbel se le apareció a Nohad en su sueño el 22 de enero de 1993, cientos y miles de personas del Líbano y de todo el mundo se reúnen el 22 de cada mes para rezar y celebrar la Misa en Annaya.

Las curaciones reportadas por la intercesión de san Charbel no han sido oficialmente reconocidas o aprobadas como milagros. Pero muchas personas atestiguan que el santo es un poderoso canal de gracia.

Compartir

Leer Mas

El “perro patriota” que todos los días canta Aurora en escuela de San Luis del Palmar

Un simpático perro callejero llega todas las mañanas hasta la Escuela Normal de San Luis …