Home / Actualidad / Liberaron a Rodrigo Eguillor y afirmó que es inocente

Liberaron a Rodrigo Eguillor y afirmó que es inocente

El hijo de la fiscal de Lomas de Zamora está acusado de abuso sexual. Insistió en que la denunciante tiene que estar en un neuropsiquiátrico. 

Rodrigo Eguillor, el ex relacionista público denunciado por abusar sexualmente de una chica de 22 años en su departamento de San Telmo, fue liberado este jueves luego de pasar una noche en la Alcaidía III de La Plata por orden del juez Horacio Rhyb. Al quedar en libertad, reiteró que es inocente y dijo que no tienen pruebas en su contra.

Si bien el joven de 24 años está imputado por abuso, privación ilegítima de la libertad y lesiones contra Lourdes Segura (22), la causa por la que lo detuvieron –y excarcelaron– es por resistencia a la autoridad cuando lo demoraron en Ezeiza, cuando se disponía a tomar un vuelo hacia España para ver a Boca en la Superfinal.

Eguillor salió con la misma ropa con la que se lo detuvo –bermudas de jean, remera con agujeros y campera verde– casi desfilando de la Alcaidía platense, como un rockstar recién salido de rehab. Una noche preso no le sacó los tics, como tirarse el pelo para atrás o mover la boca hacia el costado. Tampoco la sensación de persecución, constante, que se activó mientras hablaba con los periodistas o notaba algo a un costado, sea un flash o alguien que caminaba cerca. Ese estímulo, mínimo, lo hacía frenar el discurso y preguntar: “¿Quién es ese señor?”. Su dispersión también es parte del relato de quien acaba de salir de estar tras las rejas.

“Me preguntan de a uno o me voy”, fue lo primero que dijo a los medios que lo esperaban en el estacionamiento. Al preguntarle si seguía sosteniendo que es inocente de la denuncia de Lourdes, contestó que sí y pidió que por los temas judiciales “hablen con mi abogado”. Esa frase la repitió una decena de veces durante el breve contacto con los periodistas. Pero cuando quisieron saber quién es su defensor, se rió. “Ya que están acá, averigüen”, les dijo a los cronistas. Según pudo saber este diario, Eguillor tiene un abogado oficial, que no estuvo en el momento de su liberación.

El hijo de la fiscal de Ejecución Penal Paula Martínez Castro dijo sentirse “arrepentido del video”, en referencia a los dos descargos que hizo en Instagram: “Pedí disculpas si alguna persona fue ofendida, aunque fue un video en chiste para mis amigos”.

Cuando le preguntaron por Lourdes –su padre contó que está recuperándose en su casa y por empezar un tratamiento psicológico–, levantó los ojos y repitió, como lo había dicho también ante las cámaras en su desfile mediático en Ezeiza: “Debería estar internada”. También rechazó la denuncia por abuso de una empleada del Casino, en 2016. “No tienen pruebas, ni da que vaya a juicio. Terminen con esto, que cese este hostigamiento que es innecesario”, reclamó.

Contó que en la Alcaidía “me trataron de primera”. “Estuve un una celda unicelular, me dieron de comer, este Servicio Penitenciario del padre de Pettinato (NdR: la Alcaidía lleva el nombre del padre del conductor, ex funcionario penitenciario) es perfecto”, afirmó, y criticó en cambio a la Policía de Seguridad Aeroportuaria: “La PSA muy mal, la verdad”.

Respecto de su madre, dijo que la relación con ella es “nula”, que “no apareció por ningún lado”, y que no sabe dónde se irá a vivir, ya que el country donde vive su madre lo declaró persona no grata. “Viviré solo, me iré a alguna parte del país que no lo voy a decir, claramente”, anticipó. Y más de una vez pidió a los periodistas que “se pongan un segundo en mi lugar”.

Antes de salir al aire, mientras los móviles, fotógrafos y cronistas se preparaban, Rodrigo los esperó. Fue el único momento en el que mostró el don de la paciencia. “Acércate un poquito más para adelante Rodrigo por favor”, le pidió un periodista, para mejorar el ángulo de las cámaras. Hizo caso. Cuando él vivo simultáneo, casi en cadena nacional, arrancó, él ya era otro. Acusaba, moviendo los brazos en círculo, a todos los que antes les había sonreído.

Algo que generó un momento de tensión fue cuando una cronista le hizo una pregunta, él se detuvo y la miró fijo durante varios segundos, con la actitud de levante que podría haber adoptado de sus años como relacionista público de jet: “¿Cómo estás? Vos estuviste el otro día”. La cronista pareció intimidada. Y asintió. Pero inmediatamente después la señaló por una pregunta que consideró “mala”. Le había preguntado cómo se sentía. “¡Qué pregunta!”, dijo, irónico.

Sobre el cierre, ya caminando, volvió a reír cuando otro periodista le preguntó si finalmente se iba a ir a España a ver el partido entre Boca y River, e insistió en el hostigamiento mediático (“ustedes, los medios, están en la pavada”). Tenía un inmenso estacionamiento, donde podría haberse subido al remís y salir sin tener que decir una sola palabra a cámara. Pero él eligió otra opción. “Va a salir a hacer show”, había anticipado a este diario Fernando Burlando, abogado de Lourdes, cuando se supo que lo exarcelaban. Y Eguillor cumplió.

 

Las causas contra Eguillor

Luego de que se conociera la orden de excarcelación del Juzgado de Garantías N° 2 de Lomas, descentralizada de Esteban Echeverría, Fernando Burlando, abogado de Lourdes Segura, la chica que denunció a Rodrigo Eguillor, consideró que excarcelación de este jueves fue una medida correcta del juzgado. “Las causas complicadas son las que tiene en Capital”, dijo el abogado, quien agregó que le dictaron a Eguillor una restricción de acercamiento a su cliente. “La única solución es que esté detenido, es un peligro”, sentenció Burlando.

“Estamos en condiciones de pedir la detención por la gravedad de los delitos que cometió el acusado, acá hubo privación ilegítima de la libertad, lesiones graves y violación, por eso estamos esperando la evaluación psiquiátrica para ver si esta en condiciones de ser indagado”, había dicho más temprano el abogado de Segura, quien lo denunció en la fiscalía Criminal y Correccional N° 22 porteña, a cargo de Eduardo Cubría.

El hijo de la fiscal de Ejecución Penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro tiene otras dos causas, una por abuso y otra por grooming (entablar conversaciones en las redes con menores de edad con fines sexuales).

La de abuso es de 2016 y se encuentra en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 9. Por este expediente, el joven irá a juicio acusado por “abuso deshonesto”, tras la denuncia de una empleada del Casino de Buenos Aires.

Pero los trámites judiciales que involucran a Eguillor no lo tienen sólo como acusado: él se presentó en la Justicia en otras causas como querellante. En una de ellas, que está en el juzgado de Instrucción Nº 7 porteño, Rodrigo denuncia a su padre, Alejandro Eguillor, por coacción debido a que el hombre pidió su internación en un psiquiátrico.

La tercera y más llamativa es la que Eguillor presentó en el juzgado de Instrucción Nº 24 de la ciudad de Buenos Aires, fiscalía 47, para denunciar por coacción y abuso sexual a Gonzalo Miñeri, Marcos Torterolo, y Balaguer, empleados y dueño de la disco Jet, donde dijo haber trabajado en negro como relacionista público.

Leer Mas

Citaron a indagatoria a Franco y Gianfranco Macri por una causa derivada de la de los cuadernos

El padre y uno de los hermanos del presidente deberán presentarse el este jueves ante …