Denuncian a un policía por amenazar con un arma y dispararle a su expareja en una discusión

La joven hizo público el hostigamiento, maltrato físico y psicólogico que sufrió por parte de un agente que se desempeña en la ciudad de Frías. «Que la Justicia tome cartas en el asunto», pidió.

Un agente de la policía santigueña fue denunciado por su ex pareja, harta del hostigamiento, el maltrato físico y las amenazas que sufría.“Quiero denunciar públicamente a esta persona y poner en evidencia el maltrato verbal, físico y psicológico hacia mi persona. Es funcionario público y se escuda detrás del uniforme policial manifestando que a él no le harán nada”, comentó la mujer, que primero denunció al agente ante la policía provincial y, luego, por medio de su cuenta de Facebook.

La joven, llamada Marta Saavedra, acusó al policía Lucas José Garay, que se desempeña en la comisaría 23 de la ciudad de Frías. Saavedra aseguró que durante los dos años que duró la relación con el agente fue sometida a «golpes y maltrato psicológico», como también «en dos ocasiones amenazas con su arma reglamentaria”.

“En una de esa ocasiones realizó un disparo al piso, cerca de mi pie y no hice denuncia en ese momento porque tenía terror a que me pase algo grave”, comentó. Desde que finalizó la relación, Garay no deja de hostigarla: le envía mensajes insultándola y acusándola de tener relaciones amorosas con sus colegas.

Además, el agente viralizó por WhatsApp y Facebook fotos íntimas que la joven le había enviado mientras eran pareja. La víctima hizo la denuncia el pasado 14 de febrero y al ver que no tenía respuestas decidió hacer pública la situación. «Solicito a la Justicia que tome cartas en el asunto, ya que esta persona es muy violenta. Realizo este descargo públicamente porque siento miedo de lo que me pueda suceder, ya no obtengo respuesta por parte de las personas que se supone deben darme una solución”, finalizó.

La Dos

COMPARTIR

Leer Mas

Las bolsas mortuorias y el repudio unánime de los organismos de derechos humanos

Desde Hebe de Bonafini hasta Taty Almeida, los organismos de derechos humanos rechazaron prácticas como …