Xi Jinping dijo que su país libró una “guerra popular” contra el virus y se diferenció de Estados Unidos al alabar el “liderazgo” de la OMS para enfrentar la pandemia, mientras que el mayor experto en medicina respiratoria de China, el doctor Zhong Nanshan, aseveró que, sin embargo, no se debe bajar la guardia.