Bs As: Tiene 100 años, recibió la vacuna contra el coronavirus y sugiere dársela

Juan Antonio Hernández recibió la vacuna en Marcos Paz, provincia de Buenos Aires. Vive con su hijo y el resto de su familia lo visita por la ventana.

«El año pasado, pasé la pandemia en mi casa. Mi hijo -que enviudó en octubre- se vino a vivir conmigo para ayudarme y ocuparse de salir a hacer los mandados», afirmó Juan Antonio Hernández, un hombre de 100 años que se aplicó la vacuna contra el coronavirus el jueves de esta semana en la localidad de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires.

Quizás con el récord de ser el hombre más longevo en darse la vacuna contra el coronavirus, Juan Antonio instó a la población mayor de 70 años a inmunizarse en el marco del programa del Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Juan Antonio cumplió 100 años el 2 de junio de 2020, cuando la pandemia tenía a la población en distanciamiento social. «Fuimos los nietos a saludarlo a través de la ventana de la habitación. Le llevamos una torta, regalos y celebramos de esa manera para no exponerlo a contagios», contó a Télam Andrea, una de sus nietas.

Además de tres hijos y seis nietos, Juan Antonio tiene 12 bisnietos y dos tataranietos.

Hijo menor de un matrimonio de españoles que arribó en barco a la Argentina escapando de la Segunda Guerra Mundial, Juan Antonio pasó su infancia en el municipio de 9 de Julio, provincia de Buenos Aires, donde trabajaba con su padre en el reparto de leche del tambo.

A los 12 dejó de ir a la escuela para dedicarse a cuidar animales en el campo, y a los 24 se casó con Teresa Josefa, que tenía apenas 15 y murió a los 50. Juan Antonio acusa una salud «de hierro» que le permitió vivir por su cuenta desde que enviudó.

«En mi juventud me gustaba jugar al fútbol. Mi mamá me retaba porque por jugar a la pelota, se me perdían los chanchos», recordó entre risas, y señaló que es un ferviente seguidor de Boca Juniors.

Fanático del chinchón, del tango y de los bailes -a los que llegaba en sulky-, rememoró que trabajó primero como peón y que luego se mudó a Marcos Paz, en donde se desempeñó 30 años como ferroviario, hasta que se jubiló a sus 55 «ya como capataz».

El jueves de esta semana el centenario tatarabuelo fue al centro de vacunación en la Escuela N° 4, ubicada en la calle Corrientes y ruta 40 de Marcos Paz, para darse la primera dosis de la vacuna Sputnik V.

«Fui muy contento a vacunarme. Tomé la decisión de hacerlo en conjunto con mis hijos y mi médico de cabecera», contó Juan a Télam. El hombre aseguró que se sintió bien «en todo momento» y detalló que, tras recibir la dosis, lo controlaron durante media hora y lo autorizaron a retirarse.

Como Juan Antonio hubo arriba de 200 personas de más de 100 años que se registraron en el sitio de la provincia para recibir la vacuna contra el coronavirus.

«Ahora que estoy vacunado, me van a poder venir a visitar mis nietos. Le recomiendo a todo el mundo que se anote», concluyó Juan Antonio.

Minuto Uno

COMPARTIR

Leer Mas

Segunda ola: Restricciones para Capital y piden reforzar controles en el interior

“Se recomendó a los intendentes de toda la provincia que controlen más estrictamente las cuestiones …